OT: sobre feminismo monetizado y adalides masculinos

El feminismo vende. Leticia Dolera lo sabe. Operación Triunfo también.

En esta semana hemos tenido varias controversias a raíz de las declaraciones de Aina Clotet en referencia al despido del proyecto de Leticia Dolera. Muchas voces se han alzado en protesta puesto que es una hecho que las mujeres nos sentimos desprotegidas laboralmente ante la probabilidad de un embarazo. Se ha increpado —y con razón— a Dolera, tachándola de hipócrita y de estar lucrándose de una lucha. En otras palabras, de predicar mucho pero no con el ejemplo.

Titulares bienqueda, vídeos forzosamente virales, y polémicas gestionadas de forma regulera. OT es el youtuber del feminismo.

Dolera es un ejemplo, pero hay muchísimos más sobre la problemática de montarse sobre el dolar a costa del feminismo. Operación Triunfo me parece el máximo exponente de esta tendencia. Titulares bienqueda, vídeos forzosamente virales, y polémicas gestionadas de forma regulera. OT es el youtuber del feminismo.

En la edición pasada sucedió con Alfred y en esta sucede con Miki. Ambos concursantes parecen ser conscientes de la new wave y se apuntan al carro. No cuestiono que simpaticen con el movimiento ni tampoco que que quieran mostrar su apoyo, cosa que encuentro necesaria. Es el enaltecimiento de sus actitudes por encima de las de las chicas lo que me produce rechazo y de ésto sólo el programa es culpable.

alfred-ot-feminista

OT no sólo da voz a los chicos feministas, sino que los corona como portavoces oficiales del feminismo. No hay gala en la que no se pregunte a Miki por algún tema que podría contestar mejor cualquiera de las chicas. Twitter se ha hecho eco de una situación que cada vez se trata con menos disimulo. Que está muy bien el uso del femenino genérico, muy bien que sientas rabia contra el acoso y la sexualización, pero no tan bien que te dediquen un publireportaje en cada gala a costa de ello.

Chico feminista, dinero a la vista

Se está gestando un producto, no me cabe la menor duda. Me gusta compararlo con las boy bands de antaño (y no tan antaño). Cada uno de los integrantes tenía un rol marcado, una característica que lo definía por encima de los matices de su voz: el sensible, el macarra, el divertido y ahora el feminista.

Miki es toda una campaña de promoción del programa, para comprobarlo sólo hace falta analizar el crecimiento de sus seguidores en redes sociales como Instagram. Esos seguidores serán potenciales clientes que se embolsará la productora. En teoría. Si bien los titulares y slogans del nuevo adalid del feminismo sí generan muchas interacciones, las actuaciones del concursante no despuntan especialmente en visualizaciones en Youtube si las comparamos con otras de sus compañeros. El tiempo dirá.

Mariconez vs coñazo

Éramos pocos y parió la abuela. Manu Guix también arremetió contra Mónica Naranjo cuando la ex jurado de Operación Triunfo —y diva nacional, si me permitís el apunte— criticó el formato. Guix, en mi opinión, se marcó un Dolera. Resulta cuanto menos curioso que reaccione rápidamente a una palabra (quizá mal escogida por Mónica), señalándola con el dedo y marcándose todo un mansplaining. Pero la polémica con el término «mariconez» está demasiado presente como para evitar hacer la comparación.

Slogans, justificaciones, reproches y una carrera por ver quién es más feminista de todos. Si el feminismo da audiencia, estúpido (maricón) el último.

Marina Marz

Lectora empedernida, escritora en ciernes. Bastante obsesionada con la época victoriana y Virginia Woolf. A veces me queda tiempo para videojuegos y música clásica.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Tu email no será publicado