Leñadoras, la revolución

Con Leñadoras me topé como con todas las cosas que merecen la pena: de casualidad. Vi una foto en twitter que me llamó la atención y, unos días después, mis redes sociales se llenaron de fotos del primer tomo de esta serie de cómics. Por supuesto, me entraron muchísimas ganas de leerlo y en cuanto lo vi en mi biblioteca me lo llevé a casa.

A veces cuando tienes tantas expectativas puestas en una historia, esta te decepciona pero con Leñadoras ocurrió todo lo contrario: me gustó más de lo que creía. Y sí, una semana más vamos a hablar de cómics pero esta vez pasamos de una superheroína a leñadoras.

Nuestras leñadoras en su habitación

Esta serie tiene todo lo que yo encontré de niña en series como Buffy o Pretty Cure y que me fue cada vez más difícil de encontrar según crecía: sororidad. Acostumbrada a las series en las que las chicas se tiran de los pelos, se apuñalan por la espalda y se hacen sentir mal a todas horas, fue refrescante encontrarse con cinco amigas que se quieren y que se apoyan en todo momento.

Pero eso no es todo, están en un campamento lleno de mujeres en el que el único conflicto puede ser «deja de romper cosas, que queremos nuestras medallitas». Tampoco hay ninguna chica que intente asumir el papel de hombre, sino que son mujeres. Todas únicas y diferentes.

¡Amistad a tope! es su lema.

¿Pero de qué van estos cómics? Leñadoras cuenta la historia de cinco amigas —Jo, April, Mal, Molly y Ripley— que son leñadoras, exploradoras guerreras que van al Campamento de Miss Quinzella Thiskwin Penniquiqul Thistle Crumpet para chicas molonas donde vivirán un montón de aventuras fantásticas, poniendo muy nerviosa a su instructora jefa. A lo largo de los cómics iremos viendo su vida en el Campamento, descubriremos más sobre el bosque y sobre sus vidas.

Stevenson y los premios

Seguramente conoceréis a una de sus autoras, la famosísima y alucinante Noelle Stevenson, conocida por su cómic de Nimona. Supongo que fue uno de los motivos por los que se hizo tan famosa, además de por lo divertísima que es la serie de cómics.

Si esto no os convence, los premios Eisner le han concendido dos galardones, el de Mejor nueva serie y Mejor serie adolescente. También han ganado el primer premio Glaad 2016 al cómic que mejor retrata a la comunidad LGBT.

Sororidad

Uno de los motivos por los que más me gusta Leñadoras es por la amistad que hay entre las chicas. Las cinco son muy diferentes pero siempre se están apoyando, animándose a ser mejores. Sí, es cierto que a veces hay pequeñas peleas pero acaban resolviéndolas y continuando con su amistad.

En los cuatro tomos vemos cómo se arriesgan unas por otras, incluso ponen sus vidas en peligro una y otra vez. Y no solo lo hacen por las que están en su círculo de amistad, sino que intentan ayudar a todas las mujeres que forman el campamento. Da igual que les caiga mal una de ellas, las cinco acabarán haciendo lo correcto por muchas ganas que tengan de dejarla ahí.

Las leñadoras siendo bonitas

Comunidad LGBT

Nunca había visto tan bien representada esta comunidad en unos cómics de este estilo. En el campamento (y fuera) hay personas de esta comunidad y no hay grandes momentos, ni salidas de armario, ni nada en absoluto. Es natural, se muestra en el momento idóneo y se trata con naturalidad, como debería hacerse siempre. No solo hay parejas de chicas o padres gays, sino que también hay personajes trans y se trata de una manera estupenda.

Como dije antes, recibieron el premio Glaad 2016 por el magnífico retrato que hacen y el respeto con el que lo tratan. Desde luego, si hiciéramos una entrada de recomendación de novelas y cómics lgbt esta estaría encabezando la lista.

Aventuras y magia

Por último, me gustaría hablaros de uno de los grandes atractivos de esta serie y es la clase de aventuras que viven. Las leñadoras no son chicas normales que se enfrentan a cosas normales o al menos estas cinco no.

A lo largo de la historia, irán enfrentándose a toda clase de criaturas fantásticas e irán descubriendo los misterios del bosque en el que se encuentran. A veces tienen la sensación de que no pasa el tiempo, oyen cosas extrañas e incluso hay ciertos asuntitos que parecen sacados de un libro. ¿Y qué hacen ellas?

Investigar. Porque si algo son esta chicas es aventureras y no dudan en caminar solas por el bosque si esto les va a llevar a algún misterio. Por supuesto, van a sacar de quicio a su supervisora y van a poner sus vidas en peligro, algo que ellas no ven problemático.

Leñadoras es una serie de cómics excelente y que es necesario en la actualidad. Con humor y un estilo artístico precioso (que no lo he comentado, pero es una pasad) nos cuentan las aventuras de cinco chicas, y aprovechan para hablar de muchos otros temas importantes de actualidad. Desde luego, desde aquí lo recomendamos y os sugerimos ir a vuestra tienda de cómics más cercana. ¡Amistad a tope!

Wollstonecraft

Escritora y bloguera.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Tu email no será publicado